Llámenos hoy para una consulta!
(210) 277-1603

CASOS NOTABLES

Páez-Sarmientos v. Holder,742 F.3d 624 (5th Cir. 2014).

Cuando el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) intento deportar al Sr. Páez-Sarmientos por su antecedente penal de tráfico de drogas bajo la ley de Florida, el Lic. Maldonado argumentó exitosamente al Tribunal Federal de Apelaciones que la convicción de Florida no es una felonía agravada bajo la ley de inmigración. A razón de esta victoria el Sr. Páez-Sarmientos puede solicitar un perdón para quedarse en los Estados Unidos.

United States v. Resendíz-Moreno,705 F.3d 203 (5th Cir. 2013).

El Lic. Maldonado desafió la pena de cárcel impuesta al señor Resendíz-Moreno debido a su convicción en Georgia por cometer actos crueles a un niño. El despacho del Lic. Maldonado apeló al Tribunal Federal de Apelaciones y convenció al tribunal que el antecedente del Sr. Resendíz-Moreno no es un delito de violencia y, por lo tanto el Sr. Resendíz-Moreno fue sentenciado de nuevo y su condena de cárcel fue reducida.

Pérez-González v Holder, 667 F.3d 622 (5th Cir. 2012).

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) trató de deportar al Sr. Pérez-González argumentado que su antecedente en Minnesota de tener relaciones sexuales sin consentimiento de la pareja es una felonía agravada. El despacho del Lic. Maldonado argumentó exitosamente que la condena del Sr. Pérez-González no es una felonía agravada. Al volver a la Corte de Inmigración, el DHS decidió no darle seguimiento al procedimiento de deportación contra el Sr. Pérez-González y él se quedó con su residencia permanente.

Serna-Guerra v. Holder,2009 U.S. App. LEXIS 26641 (5th Cir. Dec. 9 2009).

El despacho del Lic. Maldonado apeló exitosamente el caso de inmigración del Sr. Serna-Guerra hasta la Corte Suprema de los Estados Unidos. El Sr. Serna-Guerra fue ordenado deportado erróneamente como un felón agravado por su condena de usar un vehículo ajeno sin permiso bajo la ley de Texas, Tex. Penal Code § 31.07. Después de apelar a la BIA y el Tribunal Federal de Apelaciones (dos veces), la Corte Suprema revocó la decisión y ordenó al Tribunal Federal de Apelaciones que reconsideraran los argumentos del Sr. Serna-Guerra que su delito no es una felonía agravada. Al volver a la Corte de Inmigración, el Sr. Serna-Guerra logró quedarse con su residencia permanente.

Ramírez-Molina v. Ziglar,436 F.3d 508 (5th Cir. 2006).

Con la ayuda del Lic. Maldonado, el Sr. Ramírez-Molina desafió a su orden de deportación que re-instituyó una previa orden de deportación. Abriendo nuevos caminos legales, los abogados argumentaron exitosamente que los tribunales federales tienen que considerar desafíos constitucionales a las órdenes de deportación que re-instituyen a previas órdenes de deportación.

Martínez-Agüero v. González,459 F. 3d 618 (5th Cir. 2006), cert. denied, 127 S.Ct. 837 (2006).

La Sra. Martínez-Agüero fue brutalmente agredida por el Oficial de Inmigración González quien la golpeó en el puente internacional de El Paso. El Lic. Maldonado y otros abogados demandaron al Oficial González y los Estados Unidos y argumentaron con vehemencia que a pesar de que no era ciudadana o residente de los Estados Unidos, la Sra. Martínez-Agüero es protegida por la Constitución de los Estados Unidos. El Tribunal Federal de Apelaciones acordó con los argumentos de los abogados de la Sra. Martínez-Agüero y regresó el caso a la Corte del Distrito y los acusados compensaron a la Sra. Martínez-Agüero por los daños que le hacían.

Kerr v. Holder,352 Fed. Appx. 958, 2009 U.S. App. LEXIS 24648 (5th Cir. Nov. 10, 2009).

Representó exitosamente a un residente permanente a largo plazo que el gobierno ordenó que fuera deportado para ser felón agravado por su condena bajo de la ley de Florida de privación ilegal de la libertad. Los abogados convencieron la Corte Federal de Apelaciones que la condena del Sr. Kerr no fue una felonía agravada delito de violencia. El caso volvió a la Corte de Inmigración y el gobierno terminó los procedimientos de deportación contra el Sr. Kerr.

Dávila v. Holder,381 Fed. Appx. 413, 2010 U.S. App. LEXIS 12230 (5th Cir. June 15, 2010).

Tuvo éxito en persuadir a la Corte Federal de Apelaciones que la condena del Sr. Dávila de haber vendido cocaína, en violación del Código Penal de Nueva York § 220.41, no era un delito de tráfico de drogas y por lo tanto no podía considerarse como una felonía agravada bajo 8 USC § 1101(a)(43). El caso volvió a la Corte de Inmigración y el Sr. Dávila fue concedido la cancelación de deportación y retuvo su residencia permanente.

Castro v. United States,608 F.3d 266 (5th Cir. 2010), cert. denied, 131 S.Ct. 902 (2011).

Representó a una madre ciudadana de los Estados Unidos y su hijo en una demanda de derechos humanos contra los Estados Unidos por haber deportado erróneamente al niño separándolos por tres años. Madre e hijo se reencontraron con éxito.

United States v. Villanueva Díaz,634 F.3d 844 (5th Cir.), cert. denied, 132 S.Ct. 110 (2011).

El despacho de Javier N. Maldonado, PC representó al Sr. Villanueva Díaz en su caso de haber reingresado a los Estados Unidos después de haber sido deportado y desafió su orden de deportación previa debido que su abogado anterior no notificó el Sr. Villanueva Díaz que la BIA desestimó la apelación. Los abogados apelaron a la Corte Suprema de Estados Unidos, pero no tuvieron éxito en la lucha.